» Directorio » Sectores » Medicina y Salud » Odontología » BioHorizons Ibérica  


 
   

 

BioHorizons Ibérica, SRL
Bocángel, 38, 1º - 28028 Madrid
Tel. 91 713 10 84 - Fax 91 355 83 75
www.biohorizons.com
e-mail: iberica@biohorizons.com

 

BioHorizons Ibérica, al servicio de la Odontología

BioHorizons Ibérica es la subsidiaria española de BioHorizons Implant Systems Inc., Birmingham, Alabama, EEUU. BioHorizons es uno de los principales fabricantes y distribuidores de productos de reconstrucción oral del mundo. Fundada en 1994, hoy en día es la empresa de implantes dentales, componentes protéticos, biomateriales e instrumental de mayor crecimiento de EEUU.

En estos momentos, la compañía ofrece al mercado cuatro sistemas de implantes dentales, productos biotecnológicos de regeneración tisular e instrumental especializado para la fijación de membranas e injertos óseos.

Para ello, BioHorizons Implant Systems Inc., como empresa de biotecnología, aplica las técnicas de última generación en sus materiales, diseños y procesos de fabricación. En algunos casos, como en los implantes dentales y componentes protéticos, emplea aleación de titanio, de uso relativamente común en este tipo de implantes, pero con un diseño de rosca revolucionario, biomecánico, basado en el comportamiento del hueso humano cuando es sometido a la carga que le transmiten los implantes.

En otros casos, como el AlloDerm®, una matriz para la regeneración de tejidos blandos, el material mismo es de origen humano. No es ciencia ficción, la biotecnología hace posible utilizar un material de origen humano, un aloinjerto, que una vez injertado se remodela en tejido del propio paciente.

Expansión en España

BioHorizons está creciendo de una forma extraordinaria en todo el mundo. La subsidiaria española, que inició su andadura en abril de 2005 con tres empleados, fue la primera oficina europea de la compañía. Apenas un año después cuenta con doce empleados, y durante este tiempo se han inaugurado sedes en Reino Unido y Alemania.

Aparte de sus oficinas corporativas en Estados Unidos, Canadá, España, Reino Unido y Alemania, BioHorizons dispone de la colaboración de distribuidores en más de 25 países, y entre sus clientes se incluyen clínicas dentales, gabinetes de periodoncia y cirugía maxilofacial, universidades, hospitales públicos y privados… en definitiva, allí donde se realizan procedimientos de reconstrucción oral de cualquier tipo.

Y es que en la actualidad los implantes dentales -una de las soluciones ofrecidas por BioHorizons- son una opción segura, predecible y duradera para una variedad de problemas muy frecuentes en la población, desde la sujeción confiable de una sobredentadura hasta la sustitución de uno, varios, o todos los dientes perdidos. En la última década ha pasado de ser un tratamiento relativamente innovador a ser la opción estándar para pacientes de todo el mundo.

Hablamos con Eric Rosenberg, Director General de BioHorizons Ibérica
“Si no hay investigación,
si los resultados no son predecibles,
no es un producto BioHorizons”


¿Qué es lo que diferencia a BioHorizons de otras empresas?

Como empresa gestada en la Universidad de Alabama, nuestras raíces están en la ciencia y la investigación. En el caso de nuestros implantes, como ejemplo, es fundamental su respaldo clínico en estudios multicéntricos e independientes, que demuestran índices de éxito que están en la cima de la industria. Pero la ciencia se tiene que combinar con elementos pragmáticos, y por eso nuestra filosofía como empresa combina el fundamento científico con dos conceptos adicionales: simplicidad y valor; es decir, ofrecer el producto de resultados más predecibles, de más fácil uso, al mejor precio. Y cuando sabes que puedes aportar todo este valor al mercado, puedes respaldar tus productos con otro hecho que nos distingue como empresa: una garantía de por vida, incondicional, que cubre todos los implantes y componentes protéticos. Confiamos plenamente en lo que fabricamos, y creo que se nota en todo lo que hacemos.

¿Cuáles son sus objetivos para el futuro? ¿Podría citarnos sus próximas innovaciones y lanzamientos al mercado?

La biotecnología es un sector en desarrollo continuo. En apenas un año hemos lanzado media docena de productos nuevos, y en el próximo año lanzaremos muchos más. Sin embargo, BioHorizons es fiel a sus orígenes académicos. No se lanza un producto nuevo por motivos publicitarios. Si no hay investigación, si los resultados no son predecibles, no es un producto BioHorizons. En lo referente al marketing, muchas empresas de este sector tratan de estar siempre en la vanguardia, con lo más novedoso y diferente. Por supuesto, BioHorizons está en la vanguardia de las nuevas tecnologías, pero yo, personalmente, prefiero hablar de lo que funciona hoy antes de hablar de lo que podría funcionar en el futuro. Creo que esto les da tranquilidad a nuestros clientes sobre nuestros productos actuales, y confianza también en incorporar nuestros nuevos productos en sus clínicas inmediatamente cuando salen al mercado.

¿Qué valoración haría de su sector?

Llegamos a España con la idea de introducir una empresa fuerte de Norteamérica en un mercado donde éramos relativamente desconocidos, lo que no siempre es fácil, y estamos encantados con la acogida que hemos tenido. Encontramos un grupo de profesionales preparados, muy experimentados, exigentes pero, a la vez, abiertos al cambio. En este sentido es un sector muy sano. Los expertos odontólogos en España, y específicamente los implantólogos, combinan experiencia con interés académico para llegar a soluciones bien informadas. Tienen un nivel muy alto, y eso es de agradecer para cualquier empresa puntera que llega y, sobre todo, para sus pacientes.

En noviembre de 2005 realizamos nuestro primer evento académico en España, un simposio europeo de dos días en el Hotel Ritz de Madrid. Confiábamos en que fuese una “puesta de largo” llamativa, con un programa científico de primer nivel y en una sede atractiva, pero jamás podíamos haber anticipado la respuesta de los profesionales del sector. Superamos el aforo, y apenas sin dar publicidad al acto. Dice mucho de los odontólogos españoles, que están dispuestos a sacrificar dos días de su tiempo, cerrar sus clínicas y, en muchos casos, viajar desde lejos para participar en una jornada científica.