» Directorio » Sectores » Servicios » Abogados » Peña & Oria Abogados  


 
   

 

Peña & Oria Abogados
Claudio Coello, 43, 2º Ext. Izq.
28001 Madrid
Tel. 91 435 72 31 - Fax 91 575 53 96

 

“Nos hemos consolidado como uno de los Despachos de referencia en el tratamiento de situaciones concursales y crisis empresariales”

Román Oria Fernández de Muniaín, Salvador Peña Ochoa
Abogados y co-fundadores de la firma Peña & Oria Abogados

Peña & Oria Abogados es un despacho que pertenece a la Unión Internacional de Abogados (UIA) y está especializado en Derecho Concursal. El bufete está integrado asimismo por un equipo de jóvenes abogados, que se complementan en perfecta simbiosis con sus dos socios expertos, Román Oria Fernández de Muniaín (Presidente de la Comisión de Insolvencias Internacionales de la UIA y miembro del Consejo de Presidencia de la UIA) y Salvador Peña Ochoa, con quienes hablamos en la siguiente entrevista.

¿Cuál ha sido el balance de la trayectoria de Peña y Oria Abogados? ¿Qué servicios y asesoramiento brindan a las empresas, sus principales clientes?

A lo largo de estos años, nuestro estudio se ha consolidado dentro del mercado como uno de los Despachos de referencia en el tratamiento de situaciones concursales y crisis empresariales.
Y, al hablar de crisis de la empresa lo hacemos en un sentido amplio, abarcando estas situaciones patológicas, aquéllas que se refieren a la insolvencia transitoria o definitiva de la sociedad, a la reestructuración y sucesión familiar conflictiva; así como los conflictos internos entre socios, derecho de las minorías de accionistas y relaciones entre los grupos y filiales.

¿A qué perfil de empresas se dirigen?

Nuestro cliente esencialmente es la empresa; en muchos casos nuestra relación con la empresa viene guiada desde los propios Despachos de Abogados, asesores fiscales, asociaciones y agrupaciones empresariales. De hecho tenemos concertada la colaboración con una serie de profesionales que en estas materias nos encargan el estudio y la resolución de los problemas concursales que les surgen a sus clientes dentro del marco de nuestra especialización.

¿Cuál es el perfil de los profesionales que aquí trabajan?

Podemos decir que hemos logrado hacer una feliz simbiosis entre la experiencia de 30 años de los socios y la juventud, innovación y empuje de los nuevos abogados.

¿Qué opinión les merece la nueva Ley Concursal? ¿Cómo está afectando a las empresas y a sus Consejos de Administración?

Afortunadamente, el Legislador ha modificado los criterios rectores de los procedimientos concursales, unificándoles en una sola figura con pretensión de simplificar la tramitación judicial, y otorgando la competencia a juzgados especializados; el objetivo de la nueva Ley Concursal es la continuidad de la empresa y para ello es preciso el conocer en profundidad todas las ramas del ordenamiento jurídico que confluyen en la solución del problema, y grandes dotes para negociar con acreedores y estamentos públicos el plan de viabilidad de la empresa.

Finalmente, ¿en qué se distingue su firma de otras?

En atención personal y lealtad al cliente. Algunas grandes firmas se han apresurado a abrir departamentos de derecho concursal pero, sin disminuir, por supuesto, la enorme cualificación teórica de sus titulares, en la mayor parte de los casos, carecen de la experiencia concreta, del “know how” particular, del conocimiento de los profesionales, sus criterios, etc., que desde hace largos años se mueven, y se van a continuar moviendo, en su entorno, ya sea como auxiliares del órgano judicial o como letrados, etc.
Además, poseemos un producto, un servicio que es el resultado de analizar atentamente las novedades legislativas que afectan a los Administradores de empresas y al sempiterno problema de la morosidad en todos sus aspectos así como las condiciones abusivas de financiación soportadas por los proveedores.
Las leyes de transparencia, la Ley Concursal y la Ley de Morosidad ofrecen un nuevo campo de actuación preventiva en las responsabilidades de los Administradores que han establecido la Ley de Transparencia y la Ley Concursal. Asimismo, una actuación rápida y decidida con la ley para evitar la morosidad, nos ha dado éxitos importantes en el campo del reequilibrio patrimonial que evitan situaciones problemáticas para empresas y directivos.