» Directorio » Sectores » Servicios » Abogados » Rivero Rodríguez Abogados  


 
   

 

CMC 39
Av. de la Libertad, 41- 29680 Estepona (Málaga)
Tel. 951 318 059

C7 SAN ROQUE, EDIF. LOS ÁTICOS 1, 3ºC,
29680-ESTEPONA (MÁLAGA)
TLF. 952 79 83 70
rrabogados@telefonica.net

 

Hablamos con Luis Rivero Bermúdez de Castro Socio Director de Rivero Rodríguez Abogados

“Cooperamos con el desarrollo de las empresas que son nuestros clientes”

Luis Rivero Bermúdez de Castro es socio director del despacho Rivero & Rodríguez Abogados, especialista en asesoramiento a la empresa. Su mente inquieta y afán de trabajo le han llevado a atender importantes clientes, además de invertir su energía en otros proyectos, como el mundo de la construcción. La formalidad, disponibilidad y el ánimo de conciliar para evitar la actuación judicial, son los rasgos que componen su carácter.

¿Cómo se fundó Rivero Rodríguez Abogados?

Antes de crear el despacho, estuve preparando judicaturas y realizando sustituciones de juez y ejerciendo la abogacía, trabajando en la administración local, entre otras actividades. En octubre de 2003, mi mujer Belén Rodríguez y yo mismo fundamos el despacho, que hasta la fecha ha ido evolucionando satisfactoriamente. En este momento Belén y yo combinamos la abogacía con la docencia. Ahora, en el despacho trabajamos un equipo de 3 abogados, Susana Maximiano, Belén Rodríguez ambas con experiencia contrastada y una enorme dedicación a su trabajo, y yo mismo; manteniendo a la vez una estrecha colaboración con María Rivera, una abogada especializada en obra pública y construcción con despacho abierto en Madrid. Esto nos permite prestar un mejor servicio a nuestros clientes, sobre todo empresas, destacando entre ellas las empresas de construcción.

Así pues, ¿podríamos afirmar que son un despacho empresarial?

Nos definimos como despacho generalista, a la larga el servicio que reclama la pequeña y mediana empresa, a las que prestamos un servicio integral. Para ello, al margen de nuestra experiencia, disponemos de colaboraciones especializadas en temas concretos, poniendo en contacto al cliente con el profesional más adecuado para su caso.
Básicamente, la idea es que el cliente se centre en su actividad, con la tranquilidad de que su problema jurídico se encuentra en todo momento debidamente atendido. En gran medida realizas la función de “abogado de cabecera”.

¿Qué sistemas retributivos utilizan?

Dependiendo de las necesidades de cada empresa, con alguna de ellas utilizamos un sistema de retribución fija mensual y con otras cobramos por minutas. Nosotros valoramos las necesidades y la situación real de cada empresa y le aconsejamos el sistema que consideramos mejor para ella. Una de mis máximas es cooperar con el desarrollo de las empresas que son nuestros clientes, de forma que nuestra retribución sea razonable con la situación de cada empresa. Diría que mi faceta de empresario me permite entender sus necesidades y mentalidad.

¿Cómo definiría la filosofía del despacho?

Para el crecimiento de un despacho, como para el de cualquier empresa,no existen recetas mágicas. Nuestras línea de actuación pasa por crear una base sólida, sobre la que levantar una estructura también sólida. Para ello, es necesario que todos los integrantes del despacho estén al corriente de los temas que se tratan y puedan responder por igual, dando el trato personalizado que brindamos a nuestros clientes y consiguiendo así la eficacia deseada.
También considero fundamental la reinversión de capital en el propio negocio, dotando al despacho de la infraestructura necesaria y poniendo especial énfasis en la tecnología.
Finalmente, velar por un buen funcionamiento del despacho, supone hacer una seria apuesta por la formalidad y la seriedad en el trabajo como premisas para obtener la mayor eficacia, así como primar el mejor ambiente de trabajo posible. Soy muy insistente con el cliente, a fin de respetar siempre la línea de actuación fijada en cada operación o proceso que se aborda sea en sede judicial o extrajudicial. Claro que esto requiere horas de trabajo y disponibilidad, requisito sine qua non para trabajar en mi despacho, no conozco otra forma de dar lo mejor al cliente, sobre todo en un mundo ciertamente competitivo y con un constante reciclaje.

¿Cuál es el modo de trabajar de Rivero Rodríguez Abogados?

Recordando un dicho muy propio del mundo jurídico, “más vale un mal acuerdo que un buen pleito”. Siempre es mejor solución que la intervención de un tercero ajeno al interés de las partes, ya que el sistema judicial desgraciadamente no responde correctamente a las necesidades del justiciable y no por la falta de formación de nuestros jueces, sino más bien por razones de defectuosa dotación en la Administración de Justicia.
Por ello, considero que el abogado con su gestión debe suplir estas carencias trabajando de modo ágil.
En mi caso, confío en el pragmatismo de los empresarios para la pronta resolución de los casos, haciendo siempre un uso razonable de la justicia. Cabe destacar que muchas veces te encuentras con el problema añadido de la enorme complejidad de muchos temas relacionados con el mundo inmobiliario, que en el Juzgado se traduce en un excesivo retraso de la solución.
Por ello es importante llegar a acuerdos y mantener siempre la cabeza fría para poder obtener la mejor satisfacción de los intereses de tu cliente.

¿De qué modo logran mantenerse al día en legislación?

La base fundamental es mantenernos tecnológicamente avanzados y actualizados, hecho que conseguimos, en lo que a información se refiere, mediante bases de datos, internet y en fin todo lo que a dotación se refiere. La tecnología facilita y agiliza el trabajo, por lo que considero que invertir en ella es invertir en la consolidación del negocio con resultados a corto plazo.

Tengo entendido que además de la abogacía realiza otras actividades…

Así es, además de la abogacía el despacho desarrolla una actividad docente dando cursos de
derecho y, recientemente, me he embarcado en la aventura inmobiliaria, junto con un cliente que ahora se ha convertido en socio, Antonio Muñoz Lanzas, compartiendo un proyecto ambicioso y muy ilusionante.
Antonio dirige el grupo empresarial CMC 39 y acumula 20 años de experiencia en el sector de la construcción, si bien también trabaja en otros campos a nivel nacional e internacional.
Juntos, hemos creado la empresa Lince Costa del Sol, SL, que forma parte de CMC 39. La inestimable experiencia de Antonio Muñoz y la que tengo en el área jurídica del sector creo que es una combinación que puede dar buen resultado

¿Qué tipo de proyectos han planeado llevar a cabo?

Queremos utilizar para este nuevo proyecto, la misma filosofía que para el despacho, poner unas buenas bases y consolidarlas con un crecimiento sólido. Por ello, en principio nos dirigiremos a proyectos de pequeña envergadura, la promoción de viviendas realizadas de forma digna y la máxima calidad. Queremos crecer despacio sin abordar grandes proyectos de golpe y, por supuesto, de modo bien planificado jurídicamente.
Vamos a iniciar en breve una Promoción de viviendas en Extremadura, y tenemos en cartera algún otro proyecto pendiente de concretar.