» Directorio » Sectores » Servicios » Abogados » Roca Junyent  


 
   

 

Roca Junyent, S.L.
Aribau, 198, 8º - 08036 Barcelona
Tel. 93 241 92 00 - Fax 93 241 86 66

 

Roca Junyent, un despacho de prestigio

El Despacho Roca Junyent se constituye a primeros de febrero de 1996, es decir, hace ahora nueve años. El camino transcurrido desde aquel entonces ha sido espectacular y como le gusta decir a Miquel Roca, Socio y Abogado del bufete “no somos los más grandes, pero nadie ha crecido tan rápido como nosotros”.

La historia de la firma, es una historia de constante crecimiento. En sus inicios, el Despacho se constituyó con la participación de los continuadores de un prestigioso Despacho de Barcelona, Francisco Segura de Luna, cuyos hijos Francisco y Alberto Segura Roda se integran como fundadores de Roca Junyent. Junto a ellos, otro gran Abogado, Mario Miró y sus compañeros, comparten la fundación a la que concurre también el Profesor de Derecho Internacional Eduardo Sagarra Trias. Todos ellos, juntamente con el propio Miquel Roca, constituyen el núcleo inicial de la firma.

A partir de entonces, todo ha sido integrar y crecer. Inma Umbert y Noel Lerycke dejan Estudio Legal para incorporarse a la firma; al poco tiempo, los Roca de Mullerat-Roca, dejan esta asociación para integrarse en Roca Junyent. Con Sebastià Roca, Roser Ràfols y Dolors Roca, el Despacho adquiere ya una importante dimensión, que se confirma con la incorporación como Socio-Director del Despacho de Madrid, de Isidro del Saz, procedente de Price, con un fuerte bagaje de experiencia en el área fiscal y mercantil.

Pero seguramente el cambio más significativo se produce con la integración en el Despacho de Carlos Terricabras, que consolida un área fiscal muy potente y conocida en la ciudad de Barcelona. Aunque con ello, no se terminan las incorporaciones cualificadas: Luís Saura, exMagistrado; Luís Ortega, Catedrático de Derecho Administrativo; el abogado italiano Mássimo Magnoni; el laboralista Joaquín Echávarri, etc, vienen a definir un catálogo de profesionales de primera fila.
Este crecimiento ha permitido que el pasado año 2004, el Despacho haya alcanzado una facturación de 23,8 Millones de Euros, más de un 35% que en el año 2003.

Para conseguir estas cifras, Roca Junyent cuenta en la actualidad con 149 profesionales, 27 de ellos Socios, con despacho abierto en Barcelona, Madrid, Girona, Palma de Mallorca y mediante asociación en Lleida y en Buenos Aires.
Atención Personalizada
como premisa

Los servicios que el Despacho Roca Junyent brinda abarcan todas las áreas del Derecho y sus clientes son, fundamentalmente, empresas y empresarios. Pero, como le gusta señalar a Miquel Roca “no hay cliente pequeño, ni asunto menor”. Para este cliente, sigue diciendo, “lo más importante es su asunto y nosotros hemos de atenderle como si en ello nos fuera todo nuestro prestigio”.
“Queremos -dice Miquel Roca- que ésta sea una característica de nuestro estilo: atención personalizada, próxima, inmediata. La especialización no puede traducirse en despersonalización ni en tecnicismo. Hemos de vivir con el cliente la dirección de su tema; no debemos dejarle perder en medio de tecnicismos que no le resulten comprensibles. El Derecho puede ser simple de entender; es cuestión de intentarlo”.

Un gran equipo humano detrás

Para este Despacho, se nota, la simplicidad es un objetivo. Hablamos de un Despacho moderno, con mucha luz y austeridad; “el cliente no tiene porque pagar un lujo superfluo. Aquí lo único que hay que perseguir es la calidad del servicio”, señala Miquel Roca, quien asimismo no puede ocultarlo: él, está satisfecho del equipo que ha conseguido. Profesionales jóvenes, a los que se ve muy identificados con los objetivos y el estilo de la firma. “Son gente muy bien preparada, pero sobre todo son buena gente. Aquí, además de inglés y trabajar mucho, hay que ser amable, sonreír por los pasillos. Si se trabaja con buen humor, el cliente lo nota y el trabajo también” destaca Roca.

Pero, detrás de estas palabras, Roca no oculta que el nivel de exigencia es muy alto: “No es una cuestión de prurito o de moda; sin exigencia, autoexigencia, no se alcanza la calidad que los clientes se merecen”.

En este momento, Roca Junyent no pertenece a ninguna Asociación Internacional. “Lo hemos meditado en muchas ocasiones, pero siempre hemos concluido que esto genera más incompatibilidades y desventajas que activos para la firma”, nos comenta Miquel Roca.
Se ha preferido tupir una extensa red de relaciones profesionales bilaterales que les permiten operar en todo el mundo con abogados arraigados y de prestigio. Un claro ejemplo de ello, está en su asociación con el Estudio O’Farrell de Buenos Aires. Ahora están contemplando su instalación, directa o indirecta, en China. “Hemos de seguir a nuestros clientes allí donde ellos vayan”, afirma Roca.

Futuro, igual a Crecimiento

En el futuro, el proyecto prioritario del Despacho Roca Junyent es “muy sencillo: crecer con calidad, sin perder nuestro estilo”, dice Miquel Roca. Por qué ocultarlo, me da la sensación de que Roca aspira a ser el primer Despacho de servicios jurídicos de España.
Y tienen las ideas claras de cómo conseguirlo: “daremos, durante los próximos años, una prioridad absoluta a nuestro crecimiento internacional”, dice Miquel Roca. “Tenemos ahora suficiente asentamiento como parar ofrecernos y presentarnos como un Despacho de referencia en España”.

Asimismo, Roca es optimista sobre el futuro de los servicios jurídicos profesionales en España. “Ciertamente, señala, la competencia de las grandes firmas multinacionales será muy fuerte, pero no podrán suplir su falta de arraigo en el país en que pretenden operar. Y, en Derecho, desconocer las características del país conlleva el riesgo de cometer graves errores”.
No obstante, reconoce que ciertos despachos medianos pueden pasarlo mal. “Los despachos más pequeños, especializados y de alta calidad, podrán desarrollar su actividad con éxito. Más difícil lo tendrán los que con dimensión mediana pretendan prestar servicios integrales, sin contar para ello con suficiente equipo”.

Pero hay una gran calidad jurídica en España, dice Roca. Los abogados españoles destacan por su calidad en cualquier comparación a nivel europeo o internacional.

Como conclusión, y cuando se le pregunta a Miquel Roca qué destacaría de su despacho, expresa: “hemos tenido suerte. Hemos trabajado mucho, pero hemos tenido suerte. Nos hace ilusión haber conseguido crear un gran despacho que pueda colaborar al prestigio de las grandes firmas jurídicas españolas”.