» Directorio » Sectores » Servicios » Consultoría » ISIGMA  


 
   

 

ISIGMA
Córcega, 299 Sobreático
08008 BARCELONA
Tel. 93 238 71 08
www.isigma.es

 

Chema López
Director de Operaciones de Isigma

“La ganancia de tiempo que ofrece
la firma electrónica permite a la empresa mejorar su competitividad”

Isigma es una de las consultorías pioneras en España en el campo de la firma electrónica. Para conocer más acerca de su labor, hablamos con Chema López, uno de sus responsables.

¿Cuándo inició su andadura Isigma?
Tanto Román de Blas como yo mismo -los dos fundadores de la empresa- empezamos a trabajar en el mundo de la firma electrónica en el año 2000, por entonces en el seno de una multinacional alemana de prestigio. En el año 2004 decidimos establecernos por nuestra cuenta y crear una consultoría especializada en asesorar a las empresas en materia de firma electrónica.

¿Qué servicios ofrecen en la actualidad?
Nuestra oferta se divide en tres grandes áreas. La primera hace referencia a la pura consultoría en firma electrónica o, lo que es lo mismo, se basa en asesorar al cliente acerca del cumplimiento de las dos principales leyes en este campo: la LISI y la LAECSP. La segunda gran área es la relativa a la formación, donde hacemos ver a las empresas cuáles son las ventajas de incorporar la firma electrónica a su actividad diaria. Por último, hemos desarrollado un software propio que permite integrar la firma electrónica en la gestión de la empresa y en sus aplicaciones ERP, CRM o de Workflow, por citar algunos ejemplos.

Hablaba de ventajas de la firma electrónica ¿Cuáles son?
La firma electrónica, en pocas palabras, es un certificado que se incorpora al documento firmado de manera que permite reconocer quién lo ha creado y firmado. A partir de ahí, las ventajas que ofrece son varias, aunque la más importante es la reducción del tiempo, tanto en la gestión de los procesos de negocio como en la gestión documental y de archivo. Por supuesto haya ahorros directos, como mensajería, papel, y otros fungibles. Le pondré un ejemplo: un documento que se redacta, se firma a mano y se envía por correo puede demorar un proceso de negocio un mínimo de 3 días, siendo optimistas; si se recurre a la firma electrónica no es preciso disponer de copia impresa ni de envío físico (con el e-mail es suficiente), con lo que el tiempo de esa gestión se reduce a unos minutos. Esa ganancia de tiempo permite a la empresa destinar recursos a su actividad principal y, en consecuencia, también mejora la competitividad.

¿Qué distingue a Isigma de otras empresas del sector?
La mayoría de consultoras tienen la firma electrónica como una parte de su oferta. Nosotros, por contra, nos focalizamos única y exclusivamente en este servicio, lo que nos permite conocer a fondo sus procedimientos y ofrecer un trato más eficaz a la empresa. Piense que estamos trabajando en firma electrónica desde el año 2000, incluso antes de que la ley que la regula viera la luz.

¿Qué objetivos de futuro se ha marcado la empresa?
Actualmente estamos ofreciendo nuestros servicios a empresas de sectores como las utilities (gas, electricidad, agua), las telecomunicaciones, los bancos, administración pública y compañías aseguradoras, las agencias de viajes o las compañías de transporte de viajeros. Nuestra intención es consolidar ese mercado pero abrirnos también al mundo de la pyme, para lo que es preciso realizar la formación adecuada que permita a este tipo de cliente comprender las ventajas de invertir en firma electrónica. A medio plazo, creemos que el desarrollo de Isigma para por la internacionalización, tanto en Europa como en Latinoamérica.