Hammeken Cellars

7 May, 2018 | Alimentación, comer y beber 2018, Vinos

“Nuestros vinos van a tener su espacio en un mercado tan competitivo y de calidad como el español”

 

David Giménez

Director de Ventas y enólogo de Hammeken Cellars

 

Hammeken Cellars es una empresa alicantina, con sede en Jávea, con más de 20 años de recorrido en el sector vitivinícola. Orientada históricamente a la exportación de vino español, en 2018 se ha decidido dar el salto y hacerse hueco en el mercado nacional. Nos lo explica Daniel Giménez, su Director de Ventas.

 

 

¿Qué inquietud pone en marcha el proyecto de Hammeken Cellars, hace ahora más de dos décadas?

El fundador de la empresa, Nicholas Hammeken – de origen danés – llegó a España después de un periplo por Dinamarca, Francia, Alemania y Reino Unido, atraído por la calidad de los vinos españoles. Fundó Hammeken Cellars en 1996 con una idea muy clara: elaborar vinos de corte moderno, en los que se exaltan los aromas frutales sobre las notas de madera. El resultado son vinos de altísima calidad, varios de ellos con reconocimientos internacionales, complejos pero muy fáciles de entender incluso para consumidores ocasionales de vino.

 

Empezaron trabajando zonas con buenos viñedos, pero menos reconocidas, donde el vino tradicionalmente se había vendido a granel…

Sí. Desde un primer momento, Nicholas se interesó por la elaboración de vino vanguardista destinado a la exportación, en Denominaciones de Origen poco tradicionales que hasta ese momento se conocían más por la calidad de sus vinos a granel que por la de sus vinos embotellados. Hablamos, por ejemplo, de DD.OO. como Yecla, Jumilla o Valencia.

Con un trabajo de exploración y el estudio minucioso de estas regiones, hemos rescatado cepas con una calidad excepcional, que hasta ahora habían sido subestimadas.

 

“El consumidor español está cambiando: es más curioso, menos dogmático, más abierto a DD.OO. menos conocidas”

 

Para la elaboración de sus vinos buscan siempre viñedos históricos españoles con variedades autóctonas, ¿es así?

Estamos siempre a la búsqueda del mejor viñedo, de la mejor cosecha. Creemos firmemente en la calidad del vino y de la uva españoles. No en vano España es el país con mayor extensión de viñedos y el segundo en producción. Preferimos trabajar con viñedos de pie franco. Estamos enamorados de la uva monastrell, de la garnacha, la mencía… Esta búsqueda continua nos ha permitido tener acceso a parcelas únicas, excepcionales, obteniendo los mejores resultados.

 

¿Cubren todas las DD.OO.?

Tenemos una amplia gama de productos que cubren 18 DD.OO. españolas, desde Rías Baixas, Rioja, Ribera de Duero, Cariñena y Priorat hasta otras quizá menos conocidas, pero con una calidad y potencial tremendos: Valencia, Alicante, VDLC, y las ya mencionadas Yecla y Jumilla, entre otras. De todas formas, siempre estamos en búsqueda de la calidad, así que no descartamos en un futuro trabajar en más DD.OO.

 

¿A qué se refieren cuando aseguran que aportan modernidad a los vinos? ¿En qué se diferencian de otros que se elaboran en España?

Tenemos un equipo único de cinco experimentados enólogos, dispersos por la geografía española, y liderados por el renombrado y premiado David Tofterup (Premio Baco 2016 al mejor enólogo de vinos jóvenes de España). En común, tienen el haber trabajado en viñedos del “nuevo mundo”, es decir, de Chile, Australia, Nueva Zelanda… Allí han aprendido técnicas de elaboración diferentes a las que conocemos en Europa y las han ido adaptando a nuestras variedades nacionales. El resultado son vinos más frescos, en los que las notas frutales se exaltan, más fáciles de entender por un público amplio.

 

“Queremos demostrar que existe un hueco para una bodega moderna en un mercado tradicional como el español”

 

Hasta ahora únicamente los han comercializado en el extranjero ¿por qué?

El hecho de que la empresa haya sido fundada por un danés tiene bastante que ver. Nicholas Hammeken conoce en profundidad los consumidores de los países nórdicos, donde hemos sido desde el principio muy efectivos cubriendo las demandas de esos mercados. Con el tiempo, la empresa ha ido creciendo año tras año gracias al boca-oreja y una base de clientes cada vez más internacional.

También es cierto que la forma de consumir vino en el extranjero favorece la experimentación y la novedad. Así, hace veinte años era más fácil introducir una D.O. conocida -tal como Yecla o Cariñena, con una relación calidad precio excelentes- en un mercado extranjero de lo que era en España, un poco más dominada por las DD.OO. tradicionales. Desde luego, con los vinos elaborados en estos viñedos históricos hemos superado sus expectativas con creces.

 

¿Qué potencial ven actualmente en el mercado nacional? ¿Qué justifica ahora la venta de sus vinos en nuestro país?

El mercado nacional tiene a un gran potencial. El motivo principal es que el perfil del consumidor ha cambiado muchísimo en estos últimos años. Se ha hecho más curioso, menos dogmático, y está dispuesto a aventurarse a probar DD.OO. menos conocidas. Ahora es capaz de entender ese estilo de vinos elaborados inicialmente para la exportación. Así que estamos en fase con la demanda de los consumidores nacionales. Es muy gratificante.

Asimismo, tenemos unos productos muy accesibles para un público más joven, que tradicionalmente no consume vino o que no estaba expuesto a él, tanto en sabor como en propuesta comercial. Todo el mundo sabe que el vino, consumido con moderación, es un producto saludable, y puede ser una alternativa interesante para aquellos a los que no les gusta la cerveza o los refrescos, o que simplemente quiere disfrutarlo en nuevas ocasiones de consumo.

 

¿Sobre la base de qué valores creen que sus marcas pueden hacerse un hueco en España?

Sin lugar a duda, sobre las mismas que nos han permitido triunfar en la exportación: la calidad y el cuidado que ponemos en nuestras propuestas, tanto en el vino como en el packaging y nuestra propuesta comercial.

 

En general, ¿qué aportan sus vinos como valor diferencial?

El know-how de nuestro equipo de enólogos con formación y experiencia internacional, un acercamiento distinto e innovador al consumidor final con un equipo de marketing y diseño propios (diseñamos todo nuestro packaging y nuestra estrategia comunicación) y, sobre todo, una colaboración mano a mano con las economías locales que nos permite conocer y seleccionar el mejor producto. Además, tenemos muy claro que tenemos que ir de la mano de nuestros clientes para llegar al consumidor final.

 

¿Qué acogida están teniendo por parte de los distribuidores en este España?

La verdad es que estamos muy contentos con la expectación que nuestro rango de productos ha despertado en los distribuidores nacionales. Hemos tenido muy buena acogida. Tenemos una selección muy amplia, de 22 marcas con propuestas muy diferentes, desde vinos más de diario (Conde Pinel, El Paso del Lazo) y vinos para los paladares más exigentes, como Aventino 200 Barricas y el maravilloso Oráculo (Ribera del Duero). Al abarcar tantas DD.OO. nuestro porfolio se hace muy atractivo, ya que podemos cubrir todas las necesidades de nuestros clientes. Nuestro diseño y packaging, muy cuidados desde la botella y etiquetado hasta las cajas de agrupación, sin duda han llamado la atención también.

 

Elaborar buenos vinos sobre la base de una buena uva, llevar al mercado tanto vinos comerciales como vinos icónicos… En general, ¿cuáles son sus prioridades a la hora de elaborar un vino?

Nuestra prioridad es la calidad de la materia prima, y, por ende, la del vino. Los consumidores son inteligentes y saben lo que quieren. No importa cómo “adornes” un producto: si el producto es malo, solo lo vas a vender una vez a un mismo cliente. Ahora, si el producto es bueno, ahí es donde vas a convencer al consumidor final. Si además de un producto bueno, llevas una propuesta que llega al consumidor, sabes que tienes un producto ganador.

 

¿Adaptarse a la demanda es un aspecto clave? ¿Conocer al consumidor es el punto de partida?

Más que adaptarse a la demanda, creemos que hay que anticiparse a ella, para lo que, sin duda, conocer al consumidor es clave. Es tan importante conocer cuáles son las necesidades del consumidor de vino, como de aquellos que declaran que “no les gusta el vino”. Nos gustaría poder llevar nuestra propuesta también a estos últimos, porque estamos seguros de que les vamos a hacer cambiar de opinión.

 

En España van a competir con marcas de bodegas con mucho recorrido… ¿Cuáles son sus puntos fuertes para ser competitivos y resultar atractivos al consumidor?

El mercado español es altamente competitivo con unas marcas y calidad espectaculares. Es un reto muy interesante para nosotros.

Aunque en España no seamos tan conocidos, tenemos una trayectoria muy exitosa de más de 20 años en el mundo del vino. En el año 2017 exportamos el equivalente a 26 millones de botellas de vino y tenemos clientes en más de 30 países.

Somos una compañía fuerte, reconocida y premiada tanto nacional como internacionalmente, y estamos seguros de que, si comunicamos esto a nuestros clientes y a los consumidores españoles, encontraremos nuestro espacio en un mercado tan competitivo y de calidad como es el español.

 

¿Qué objetivos persiguen en el mercado español?

Queremos hacernos un nombre entre los consumidores, y demostrar que existe un hueco para una bodega moderna en un mercado aparentemente tradicional como lo es el español.

 

Vinos Hammeken Cellars

Gran Allegranza

Es una propuesta que tiene muchísimo éxito en mercados asiáticos y que está sorprendiendo gratamente por su gran acogida en España. Es un Monastrell D.O Alicante, cuya peculiaridad es que la recolección de la uva se realiza más tarde, en noviembre. Esto supone que algunas de las uvas se “pasifican” en la cepa, incrementando los azúcares naturales en el vino, lo que deja unas notas muy agradables y amables.

 

Gotas de Mar

Es la propuesta atlántica de Hammeken Cellars, DO Rías Baixas. Dentro de esta marca se ofrece un Ribeiro espectacular, con un oro en MundosVini, un Godello maravilloso aclamado internacionalmente con premios tan prestigiosos como WineEnthousiast (90pt) y Wine&Spirits (91pt) – como nota curiosa, es el Godello que más alta nota ha recibido en la historia de la D.O; y un Godello fermentado en barrica que realmente merece mención aparte. Hay que probarlos.

Radio Boca

Una versión desenfadada del vino, en contacto con un público menos convencional, que no menos exigente. Es una gama de vinos de Castilla-La Mancha, que van desde el verdejo, al rosado, tempranillo y hasta una sangría-Radio Boca, la propuesta más exitosa en Canadá, Australia, Estados Unidos y países como Finlandia. Se trata de vinos muy relacionados con la música, la diversidad y la inclusión.

 

Creencia

La gran apuesta de Hammeken Cellars por la uva Monastrell D.O Jumilla. Sus viñedos son de secano. Resultando en uvas concentradas y con un sabor y un color muy especial, sumamente interesante y potente. La gama Creencia abarca vinos de una calidad exquisita, muy cuidados y equilibrados. Invitamos a los amantes de los vinos mediterráneos a que prueben Creencia. No les defraudará. El rango Creencia: con Juventud, con Actitud y con Virtud ha sido distinguido con altas puntuaciones de la Guía Peñín en abril (90, 91 y 93 puntos respectivamente).

Galería

Videos