Neolith®, Superficie de Piedra Sinterizada pionera y de referencia en su sector, se perfila ahora también como una marca con clara concienciación social. “Queríamos empezar a incorporar a personas en los espacios residenciales que utilizamos para campañas publicitarias, para hacerlos habitables y cercanos al público. Para ello, quisimos contar con personas reales que dieran vida a esos espacios, personas que inspirasen cercanía y, a su vez, admiración. Personas que emocionasen por su autenticidad y frescura”.

En ese objetivo, cuando Neolith® descubrió a Pepita Sierra,  más conocida como @Pepitamola en su perfil social, supo que se trataba de un amor a primera vista. “Con solo tres añitos, esta niña con Síndrome de Down encarna muchos de los valores con  los que la compañía se define: la familia, la humildad, la frescura, la perseverancia, el optimismo y ese espíritu incansable por mejorar y superarse continuamente. También queríamos dar un paso más allá y que la campaña tuviese un trasfondo con más significado que una mera imagen”. 

Y así fue como Pepita se convirtió en embajadora de la marca Neolith®. “¡Pepita simboliza todo aquello en lo que creemos! Y además, es extraordinariamente irresistible.”

Neolith® presenta su campaña más social con @Pepitamola

Pepita es una niña con Síndrome de Down, muy alegre y divertida, que regala a sus seres queridos (y a sus seguidores) momentos llenos de emoción, ternura y felicidad.

 

Con más de 200.000 seguidores en Instagram, @Pepitamola es ahora embajadora de la marca Neolith®

 

A sus tres años de vida, ha conseguido encandilar a los más de 200.000 seguidores de su cuenta de Instagram, donde su madre, Fabiola Arroyo, narra el día a día de una niña con Síndrome de Down, mostrando el extra de coraje, cariño y tesón con el que se encuentran sus padres, pero también un extra de felicidad: el que Pepita aporta a sus familiares y  a todos aquellos que tienen la fortuna de formar parte de su extraordinaria vida. Y es que cuando Fabiola abrió su cuenta de Instagram nunca imaginó el alcance social que tendría cada una de las publicaciones en las que narra momentos cotidianos con su hija. Ahora Neolith® ha querido mostrar esos extraordinarios momentos con el fin de aportar su granito de arena a la concienciación e integración social de aquellas personas que cuentan con ese cromosoma extra, que les hace ser especiales y realmente  extraordinarios.

Lo que la marca pretende con esta campaña es, en primer lugar, homenajear a Pepita, a su madre y a todas las personas luchadoras que afrontan los retos de la vida con positividad, pasión y determinación.

 

La empresa donará parte de sus beneficios a la Fundación Pepitamola, cuyo objetivo principal es luchar por la normalización e integración de las personas con Síndrome de Down.

 

Por otra parte, y de forma muy decidida, contribuir a la concienciación e integración social de las personas con Síndrome de Down , rompiendo con los estigmas que hay a su alrededor. Para ello, la empresa donará parte  de sus beneficios al terminar el año a la Fundación Pepitamola, cuyo objetivo principal es luchar por la normalización e integración de las personas con capacidades diferentes y extraordinarias, como Pepita. Fuera de España, en los países en los que se lance dicha campaña, parte de los beneficios se destinarán también a asociaciones relacionadas con el Síndrome de Down.

En esta campaña, Neolith® muestra sus extraordinarias superficies, que aúnan belleza y resistencia (como Pepita), en distintos ambientes residenciales donde se viven momentos extraordinarios del día a día. Momentos auténticos, emocionantes, divertidos, memorables y desenfadados, vividos alrededor de una bonita cocina, un comedor, un baño, un cuarto de juegos o el salón de un hogar, donde Pepita y Neolith® comparten protagonismo. 

 

 

Galería

Compartir